Skip to content

Ancianos de la Iglesia


Palabra fiel:
Si alguno apetece obispado, buena obra desea—

»Constituyeron a los ancianos en cada iglesia« —Hechos 14:23





EL OBJETIVO de este tratado es lograr que los hermanos se interesen en estudiar más seguido y más a fondo sobre este importante tema de tener ancianos u obispos en las iglesias locales. Se necesita crear conciencia en los hermanos varones y en las hermanas esposas a que ayuden a sus maridos que logren llegar a ser obispos. Es mi deseo ayudar aunque sea en una mínima parte con este pequeño tratado.

La organización de la iglesia
Todos sabemos que la iglesia de Cristo se compone de todos aquellos que obedecen el evangelio de Cristo. Hechos 2:47: “… Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.” Y la iglesia en sentido universal no tiene organización terrenal; no hay un jefe, presidente o grupo de hombres que controlen o gobiernen la iglesia de Cristo. Cristo es la cabeza de la iglesia (lea: Efesios 1:22-23; Colosenses 1:18), y el Nuevo Testamento es donde está revelada la doctrina de Cristo, por la cual debemos guiarnos o dirigirnos. (Lea: II de Juan 8-9). No hay otro libro que haya sido inspirado por el Espíritu Santo. Solo el Nuevo Testamento (Lea: I a Corintios 14:37. Pablo dice: “… reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.”

La única unidad de acción o funcional es la iglesia local. La meta de cada iglesia local es llegar a tener: Ancianos (u obispos) y diáconos, como dice en Filipenses 1:1. Léase referencias en: Hechos 14:23; 20:17, 28; I de Pedro 5:1,2.

Ancianos u obispos, pastores o presbiteros
Al comenzar a estudiar la enseñanza del Nuevo Testamento concerniente al oficio de ancianos u obispos encontramos, en primer lugar, que ambos términos se usan intercambiablemente para referirse a los hombres del mismo oficio. No existe tal cosa de que unos son llamados ancianos y otros son obispos. Por ejemplo, en Hechos 20:17, y 28 dice que el apóstol Pablo mandó llamar a “los ancianos de la iglesia” en Efeso. Luego enseguida vemos que cuando habla con ellos les dice: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos.…” Como vemos, los ancianos de la iglesia fueron llamados también obispos.

Luego vemos que los apóstoles Pablo y Pedro al referirse a la labor de los ancianos, la describen con el término: “apacentar”. En Hechos 20:28 dice: “… para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.” Y en I de Padro 5:2 dice: “Apacentad la grey de Dios que estáentre vosotros, cuidando de ella,…” — Así que, por  esta razón, los ancianos también pueden ser llamados, “pastores“. Y de hecho, así son llamados en Hebreos 13:17: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellosporque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta;” … Aquí cabe hacer notar que no es correcto llamar “pastores” a los que son simplemente predicadores o evangelistas. Veamos que en Efesios 4:11 se hace esta distinción: “Y él mismo constituyó a unos apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros.”

El otro término que solamente una vez se encuentra en el Nuevo Testamento, el cual se aplica a los ancianos como un grupo, es “presbiterio” (I a Timoteo 4:14). La palabra es realmente una transliteración del vocablo griego, “presbyterion”, que significa: “consejo de ancianos”. Así tenemos, pues, que a los ancianos u obispos también se les puede llamar”presbíteros.”

Varios obispos en cada iglesia local
Otra cosa muy digna de notar es, que debe haber varios obispos o ancianos en cada iglesia local. Esto es lo que las Escrituras dicen y esto es lo que debe hacerse. El escritor Lucas dice que Pablo y Bernabé, “constituyeron ancianos en cada iglesia” (Hechos 14:23, énfasis mío). Luego en Hechos 20:17 habla de cuando Pablo y sus compañeros  llegaron a Mileto, “Y desde Mileto mandó mensaje a Efeso y llamó a los ancianos de la iglesia” (Versión LBLA). También el apóstol Pablo cuando escribió a la iglesia en Filipos, dice: “a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con (incluyendo) a los obispos y diáconos: (Filipenses 1:1). Todos los pasajes de la Escritura sagrada indican muy claramente que cada iglesia local tenía varios obispos o ancianos.

Lo anterior nos lleva a concluir, que no es correcto (o de acuerdo con las Escrituras) que haya un solo obispo sobre una iglesia, ni mucho menos sobre varias iglesias locales. Este es un error muy común en muchas denominaciones. Si en la iglesia local (o congregación) hay solamente un hermano que tenga los requisitos para ser obispo, no debe ser elegido hasta que haya al menos otro hermano que también llene los requisitos.

Los hermanos que anhelen llegar a ser ancianos u obispos necesitan tener los requisitos o cualidades, las cuales están citadas en: I a Timoteo 3:1-7 y en Tito 1:5-9. Estos requisitos pueden ser clasificados en cinco partes. judge.



Los Requisitos para ser Obispos




I.- Deben ser hombres con un reporte favorable
1. “Irreprensible” –(I a Timoteo 3:2; Tito 1:6).
2. “Que tenga buen testimonio de los de afuera”  –(I a Timoteo 3:7).

II.- Deben ser hombres de buen caracter
1. “Dueño de sí mismo” –(Tito 1:8).
2. “Prudente” =Vigilante, cauto, precavido  –(I a Timoteo 3:2).
3. “Sobrio”  –(I a Timoteo 3:2; Tito 1:8; [II a Timoteo 4:5; I de Pedro 5:8]).
4. “Decoroso” –(I a Timoteo 3:2).
5. “Sino amable”  –(I a Timoteo 3:3).
6. “Santo”  –(Tito 1:8; [I de Pedro 1:14-16]).
7. “No avaro” –(I a Timoteo 3:3; [Hebreos 13:5]).
8. “No soberbio”  –(Tito 1:7; [II de Pedro 2:10, “contumaces” –Proverbios 15:25]).  Ejemplo de Nabucodonosor: Daniel 4:10-16, 27-32, 37.
9. “Apacible”  –(I a Timoteo 3:3) =En griego: AMAKOS: No pelear, “No contencioso.”
10. “No iracundo”  –(Tito 1:7) Significa: No propenso a la ira. En griego: NO ORGILOS.
11. “No codicioso de ganancias deshonestas”  –(I a Timoteo 3:3; Tito 1:7).[Referencias: I a Timoteo 6:10; Hechos 20:33].
12. “No pendenciero”  –(I a Timoteo 3:3; Tito 1:7) [Tito 3:2; Proverbios 3:30].
13. “No dado al vino”  –(I a Timoteo 3:3; Tito 1:7) [Romanos 13:13; I a Corintios 5:11; 6:10;  Gálatas 5:19-21; Proverbios 20:1; 21:17; 23:29-35].

III.- Deben ser hombres con una buena relación a las demás
1. “Amante de lo bueno”  –(Tito 1:8) [Ref. Filipenses 4:8; II a Timoteo 3:3;  “No aborrecedores de lo bueno”].
2. “Justo”  –(Tito 1:8). [Ref. Hechos 10:35; I a Timoteo 5:21; Efesios 6:9; Colosenses 4:1; 3:22-25].
3. “Hospedador”  –(I a Timoteo 3:2; Tito 1:8). [Ref. I de Pedro 4:9; Hebreos 13:2; Génesis 18:-8; 19:1-3].

IV.- Deben ser hombres con una buena relacin hacia su familia
1. “Marido de una sola mujer”  –(I a Timoteo 3:2; Tito 1:6).
2. “Que gobierne bien su casa”  –(I a Timoteo 3:4; Tito 1:6). [Referencias: Efesios 6:4; Colosenses 3:21; Deuteronomio 6:7 Proverbios 13:24; 22:6; 29:15].

V.- Deben ser hombres que sean maduros espiritualmente
1. Que anhelen llegar a ser obispos –(I aTimoteo 3:1: “Si alguno anhela obispado…”).  Aspirar por razón del servicio a Dios. El llegar a ser obispos (o ancianos) es algo que debemos anhelar porque deseamos servir a Dios y a la iglesia (donde somos miembros). Esta es una buena obra que debemos desear hacer “voluntariamente” (I de Pedro 5:2).
2. “Apto para enseñar”  –(I a Timoteo 3:2). [Referencias: I a Timoteo 5:17; II a Timoteo 2:2, 24].
3. “Retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada”  –(Tito 1:9-11). [Referencias: I a Corintios 4:6; II a Timoteo 1:13; I de Pedro 4:11; II de Juan 9].
4. “No un neófito”  –(I a Timoteo 3:6). Significa: No un hermano recién convertido. Debe ser un hermano  ya de experiencia que tenga raíces firmes en el cristianismo.

 

Nota: Un buen ejercicio mental sería, hacer un esfuerzo por aprender de memoria estos requisitos. Sobre todo oremos a Dios pidiendo su ayuda en lograr que haya más varones en las congregaciones que puedan ser obispos. Hay una gran necesidad especialmente en las iglesias de habla hispana.

Roberto V. Spencer

 


Print This Page Print This Page

Leave a Reply